Plegables: el sistema más versátil.

Si lo que se busca es un sistema versátil que se acomode a los gustos y necesidades de cada ocasión en la vivienda, entonces lo mejor son los cerramientos plegables.

La libertad es total a la hora de combinar el número de hojas y la forma de apertura que se desea plegar hacia cada lado: se pueden dirigir todas hacia la derecha, todas hacia la izquierda, la mitad para cada lado, etc. Y además el plegado  puede quedar hacia el interior o hacia el exterior indistintamente en cualquiera de las combinaciones. El resultado es que se consigue el máximo de espacio posible. Los marcos se pueden lacar en cualquier color.